La “nueva” SECTUR: ¿que nos trae la Reestructura?

 Hace apenas unos días les platicaba en este mismo espacio acerca de la publicación en el Diario Oficial de la Federación del Programa Sectorial de Turismo 2013 – 2018 y de sus implicaciones. Uno de los puntos más importantes de la implementación del Programa es contar con instituciones que se encarguen de su adecuado seguimiento en los tres niveles de Gobierno, y uno de los aspectos más esperados en el sector era la tan anunciada “Reestructura” de la Secretaría de Turismo.

Pues bien, el 30 de diciembre de 2013 se publicó en el Diario Oficial de la Federación dicha reestructura, plasmada en el Reglamento Interior de la Secretaría de Turismo, el cuál tiene por objeto “establecer la organización y funcionamiento de la Secretaría de Turismo, así como determinar la competencia, estructura y atribuciones de sus unidades administrativas”.

 Sinceramente, la nueva estructura de la Secretaría de Turismo vuelve a sorprenderme para bien; al menos en la conformación de las Subsecretarías, Órganos Desconcentrados y las nuevas Delegaciones Regionales, se observa innovación y se sientan las bases para contar con una Secretaría más fuerte, descentralizada y con temas estratégicos puestos en niveles de toma de decisiones.

 Empecemos a desglosar un poco la nueva estructura: lo primero, les presento gráficamente (desde mi punto de vista y haciendo un análisis desde el Reglamento, y señalo que no es el organigrama “oficial”), a la “nueva” Secretaría, para a partir de ello ir analizando los principales cambios:

Image

En cuanto al Titular de la Secretaría, en este caso la Secretaria de Turismo, existen dos nuevas facultades y obligaciones indelegables importantes:

“Determinar, en coordinación con las entidades federativas, las prioridades en materia de desarrollo turístico, así como los proyectos de Zonas de Desarrollo Turístico Sustentable, previa opinión de otras autoridades competentes cuando proceda; y Coordinar los trabajos del Gabinete Turístico

El primer punto es importante ya que toca a la Secretaria presentar al Ejecutivo Federal (quien ya hemos dicho que es el encargado de Decretarlas) los proyectos para las Zonas de Desarrollo Turístico Sustentable, y el segundo surge por la creación e instalación del Gabinete Turístico, presidido también por el Presidente de la República y coordinado por la Titular de la Secretaría.

En cuanto a los Órganos Desconcentrados de la Secretaría, se mantienen los Ángeles Verdes, que siguen con la misma función de auxilio al turista, y se crea el Instituto de Competitividad Turística, que viene a reemplazar al antiguo CESTUR, aunque mantiene las mismas funciones de generar estudios e investigaciones, asistencia técnica y vínculo con las instituciones de educación turística.

Se mantienen tres Subsecretarías aunque cambian de nombre: anteriormente, se tenían las Subsecretarías de Innovación y Calidad, Operación Turística y Planeación Turística dando paso a las siguientes:

  • Subsecretaría de Innovación y Desarrollo Turístico
  • Subsecretaría de Planeación y Política Sectorial
  • Subsecretaría de Calidad y Regulación

 Los cambios no solo son de nombre sino también de forma. En el organigrama mostrado arriba pueden observarse las Direcciones Generales adscritas a cada Subsecretaría, de las cuáles haré un análisis más adelante en este mismo artículo.

Se mantiene la Oficialía Mayor y se crean dos Unidades Administrativas que dependen de la Titular de la Secretaría: la Unidad de Asuntos y Cooperación Internacionales, y la que más llama la atención, la Unidad de Coordinación Sectorial y Regional, que representa un esfuerzo de desconcentración de la Secretaría y una apuesta de tener más presencia en las Regiones; de esta unidad dependen cinco Direcciones Regionales: Noreste, Noroeste, Centro, Sureste y Suroeste, como elementos de representación local de la Secretaría, de recepción y dictaminación de trámites, de apoyo en el cumplimiento de los objetivos de la misma y de coordinación para la implementación de Programas.

Y por último, al mismo nivel que las Subsecretarías, Oficialía Mayor y Unidades Administrativas se mantienen tanto la Dirección General de Asuntos Jurídicos y la Dirección General de Comunicación Social.

En cuestión de Direcciones Generales, destaca para mí la creación de las siguientes, muy alineadas con el cumplimiento de los objetivos del Programa Sectorial de Turismo:

La Dirección General de Gestión de Destinos y la Dirección General de Ordenamiento Turístico Sustentable.

La primera, la Dirección General de Gestión de Destinos, depende de la Subsecretaría de Innovación y Desarrollo Turístico, y  tiene la encomienda de desarrollar e implementar un Modelo Integral de Gestión de Destinos entre otras muchas atribuciones, que se resumen a continuación:

Image

La visión de “destino” es una de las necesidades que en el sector turístico no se encontraban cubiertos hasta este sexenio, y sin embargo, es muy necesaria ya que en general las estrategias de desarrollo tanto turístico como urbano no se encontraban vinculadas, no se tenía participación local, y lo más importante, no había modelos de gestión de destino que evaluaran, midieran y dieran seguimiento a la salud de los destinos. Sin duda el reto será grande, en especial en aquellos “multidestinos” o destinos que integren dos o más municipios, donde estos Modelos de Destinos tendrán que ser muy claros y funcionales, y donde la coordinación intersectorial e interinstitucional serán la clave.

La Dirección General de Ordenamiento Turístico Sustentable, que por fin sube el tema de sustentabilidad a un nivel de toma de decisiones dentro de la Secretaría de Turismo, y que buscará tener una actividad turística más ordenada y sustentable. Las atribuciones de esta Dirección se reflejan en el siguiente diagrama:

Image

Probablemente el trabajo de esta Dirección será complicado en varios aspectos, en especial porque la Dirección se encarga de realizar e implementar el Programa de Ordenamiento Turístico del Territorio, incidir en los Programas Maestros y Programas de Desarrollo Urbano en sitios turísticos, opinar sobre el crecimiento de zonas de interés turístico y calificar actividades en los destinos (en este aspecto me llama la atención que el reglamento de la Secretaría habla de que pueden calificarse como “zonas saturadas”).

Estas actividades tendrán su polémica en dos aspectos, el primero, en el respeto a las competencias ya atribuidas por otros instrumentos a la Secretaría y otras Secretarías, los Estados y Municipios , por lo que la Secretaría tendrá que ser muy hábil para no invadir competencias en sus acciones, en especial en Ordenamientos y su encomienda de incidir en el Desarrollo Urbano de sitios turísticos; y el otro aspecto en que habrá polémica será en la opinión que pueda emitir la Secretaría para decidir si una zona será o no apta para el desarrollo turístico, basada en criterios de sustentabilidad. Y lo menciono por diversos proyectos que en el pasado han sido promovidos por el sector, como el CIP Escuinapa o el mismo Cabo Cortés que se vieron seriamente cuestionados legal y socialmente por no considerar suficientemente el aspecto de sustentabilidad en su planeación.

Un aspecto que me parece relevante en temas de Sustentabilidad es Cambio Climático; el Programa Sectorial tiene un apartado importante sobre el tema y en la Reestructura de la SECTUR es interesante notar que el tema no queda en la Dirección General de Ordenamiento Turístico Sustentable sino en la Subsecretaría de Innovación y Desarrollo Turístico, probablemente por la relevancia del tema.

Hasta aquí este análisis, aunque hay mucho que platicar el respecto de la Reestructura, como las designaciones futuras a los encargados de cada Dirección General, los estados donde se alojarán las Direcciones Regionales y el equipo que conformen, y los resultados que vayan teniendo cada uno de los órganos desconcentrados; seguramente habrá más cosas que platicar en las próximas semanas y meses.

Pero una cosa si es clara, existe intención, pero además acción, de que las cosas se muevan y se sienten las bases para mejorar el turismo en este país. Ahora hay que esperar la publicación del Reglamento de la Ley General de Turismo, última pieza de este rompecabezas de la Estrategia Turística Nacional.

Estaremos al pendiente de su publicación y análisis.

Feliz 2014, que sea un gran año para el turismo competitivo y sustentable en nuestro país.

Twitter: @vicenteferreyra

About these ads

10 Respuestas a “La “nueva” SECTUR: ¿que nos trae la Reestructura?

  1. La Sustentabilidad en el Desarrollo Del Tirismo, así como Urbano y Social es fundamental para la Economía.

  2. Muchas gracias Vicente¡¡¡. va mi comentario.
    Encuentro muy complicado el análisis pulverizado del SECTOR, es decir, ahora nos preocupamos por el reglamento de la Sectur (y el Sector es mucho más que eso) en una reestructura que debió derivar de los Objetivos del PST pero se olvidó que el PST es para tooodo el Sector turismo mexicano y no solamente para la secretaría. Es decir, el cumplimiento de los objetivos no depende exclusivamente de lo que haga la Sectur, si no se contemplan esfuerzos en los Estados, Municipios turísticos, Destinos, en las dependencias en concurrencia, en Fonatur, CPTM, difícilmente podremos arribar al cumplimiento de los objetivos. Algunas ideas son:
    1) Sin juzgar el nuevo PST, nos daríamos por bien servidos si la estrategia se concentra en su seguimiento, cumplimiento y evaluación, a margen que pudieran faltar o sobrar una que otra acción u objetivo. En resumen: que el Plan sea la directriz del SECTOR y que sea riguroso su seguimiento PARA TOOOOODOS los actores.
    2) La reestructuración de la SECTUR, bienvenida. Voto porque las delegaciones regionales sean el inicio de los criterios de regionalización propuestos desde hace décadas (y reiterados en el anterior PST) y no una imposición de un actor político que ejerza un poder innecesario en este asunto. Encuentro innecesario el cambio de nombre de la CESTUR porque defiendo la capacidad de este órgano de “aportar estrategia” para el bienestar del turismo y no solamente como un instituto de competitividad, y me hubiera gustado evitar que todo lo que pueda ser investigado a partir de ahora se le tenga que buscar la vuelta de la competitividad, pero bueno, no es algo que preocupe, y si, requiere de ajustes al interior.
    3) Preocupante es no ver acciones a nivel de SECTOR. Insisto en que la Secretaría debe ser la directriz (con el PST, Ley, Reglamento y reestructura) y FONATUR Y CPTM, deben estar supeditados a ella; Los objetivos de estos dos organismos deben estar delineados en el propio PST y toda la estructura debe caminar alrededor. Por ejemplo: explicar la diferencia entre las funciones de Planeación, Desarrollo regional, Fomento Turístico, Financiamiento y apoyo a las inversiones en Sectur y las que desarrolla el propio FONATUR.
    4) Un detalle: creo que hay un problema en el asunto de la “Gestión de destinos”; en principio temo que con ello tengamos que redefinir qué cosa es un destino y que no lo es… de manera que responder esto nos llevaría a fragmentar en mil pedazos algo que no debe dejar de ser “Gestión del Turismo, una guía, manual, forma de administración etc, pero que no se aleje del producto- región… es decir, si la aspiración es a la regionalización del sector, con criterios amplios de productos turísticos sólidos y sanos, entonces los criterios de “gestión de destinos” nos llevan hacia el otro lado, incluso a la no-inclusión de amplias zonas que podrían beneficiarse del turismo, pero que no forman parte del destino y de sus “criterios”. Por último, debo enfatizar que la limitada capacidad de gestión no ha sido siempre producto de alguna incapacidad o de estructuras inadecuadas, se trata en muchos casos de ausencia de marcos normativos (como es el caso de los destinos turísticos)
    5) Me alegro de ver en la reestructura y en el PST “nuevos” asuntos como turismo sustentable, evaluación (ojalá del desempeño e impacto y no de procesos), regionalización, competitividad… y celebro lo que parece ser “dotar de dientes” a la Secretaría y dar luz a que “algo” del PST pueda ser implementado. Celebro pues que un instrumento de planeación esté empezando a ver la luz y se niegue a ser guardado en otra gaveta como ha sucedido tantas veces, o así lo deseo más bien.
    feliz 2014¡¡¡¡¡

    • Hola Marisol muchas gracias. Coincido en que el Reglamento Interior de la Secretaría (la famosa reestructura) no cambia las cosas por si sola, para mi, la “trilogía” de PST como rector, la nueva estructura y el reglamento de la Ley (el cuál aún esperamos) y sobre todo su aplicación podrán sentar las bases para mover al sector.

      Sobre el punto 1, no puedo estar más de acuerdo. Seguimiento, monitoreo y evaluación de los objetivos y acciones es necesario, para corregir en el camino lo que haga falta. Es cierto que en los últimos sexenios no lo hemos tenido, a pesar de que en el anterior PST los indicadores, vinculados muchos al TTCI del WEF, fueron diseñados para eso… Pero nadie los peló.

      También de acuerdo en que las Regionales servirán siempre y cuando sean más técnicas que políticas. De lo contrario solo encontraremos más trabas burocráticas y se seguirá fomentando el “feudalismo” en el sector. Sobre CESTUR me parece que el nombre va en función de las “tendencias” y los lineamientos del sector global plasmados en el PST, creo que si estamos midiéndonos ahora sobre temas de competitividad, no le hace daño un cambio de nombre, además de un buen refresh interno. Llámese como se llame, es vital que se fomente la investigación aplicada, digo, no hace daño saber de la hermenéutica en la definición del turismo, pero por favor, que se promuevan investigaciones que resuelvan los problemas en lugar de estar como tu señalas en muchas de tus ponencias, clases, etc, “documentando el deterioro”. Creo que hace falta una vinculación real con Gobiernos locales y, sobre todo, con sector privado, para que ellos sean los usuarios de la información, y dar paso a que centros de investigación privados y empresas consultoras tengan más fácil el acceso a investigar. Quitarle el monopolio a las instituciones públicas que, salvo honrosas excepciones, se estacionaron en la investigación hace algunos ayeres.

      De acuerdo que hace mucha falta la definición de funciones de FONATUR y el CPTM, no hay nada de eso en el PST ni la reestructura, ni lo habrá en el reglamento. Si no se renuevan de poco servirá una nueva estructura en SECTUR.

      En el tema 4, sobre gestión de destinos, hay varias interpretaciones. Tu la expones muy bien desde el punto de vista de país, y de desarrollo regional. Yo lo que veo es que el tener “visión de destino” es importante para resolver los asuntos del sector en sitios específicos. A nivel local, no podemos seguir viendo los problemas de las zonas turísticas y las ciudades separadas, no podemos seguir teniendo la política de desarrollo turístico (bueno… si la hubiera) diferenciada de la de desarrollo urbano, ordenamiento, social, etc. Una visión de destino con un órgano gestor del mismo que pueda sentar a los actores para la toma de decisiones si es necesaria. ¿Porqué autorizar por ejemplo edificios de 40 pisos en ZH de Cancún sin tomar en cuenta las implicaciones que esto tiene? Esto, con visión de destino y un órgano regulador del mismo podría analizarse desde diferentes perspectivas y tomar mejores decisiones… Por lo menos eso creo.

      Y yo también deseo que el PST se convierta en lo que debe ser cualquier Programa, un instrumento rector, de definición de políticas, de seguimiento y evaluación de resultados. Y espero que los estados y municipios se alineen con él, y hagan lo propio. Es increíble creer que estados líderes en turismo como el nuestro, no tengan un Programa Estatal. Por eso, no hay línea, no hay estrategia, no hay medición, no hay verdadero desarrollo turístico pues.

      Feliz 2014, y sigamos esto con un cafecito :)

  3. Interesante querido Vicente… años después, seguimos aportando elementos que “documentan en deterioro”….pero también proponiendo estrategias, modelos que rebasan los alcances de los esquemas vigentes, visiones del “otro turismo posible”… pero parece que todo nos lleva al mismo lugar…. pffff…pero en fin, le seguimos no???

  4. Estimados Marisol y Vicente:
    Ademas de hablar de sustentabilidad me gustaria compartir con ustedes una palabra mas con todas las acciones y entendimientos que esta implica: BLINDAJE….blindaje turistico!!!
    Se habla mucho de gestion de destinos, nacionales, regionales, subregionales, locales etc etc pero para mi no nada mas se trata de sustentabilidad …. ser sustentable …. Se debe tener un turismo blindado contrata todos lo acontecimientos INTERNACIONALES, o nacionales tambien por que no?
    Planes y estrategias que permitan asegurar dicha sustentabilidad.
    Me gustaria participar mas estrechamente en este sentido.
    Gracias

    • Hola José, sin duda es tema del blindaje es muy importante, cerrar filas para que el turismo en México realmente sea competitivo, y superemos las barreras que por ahora tenemos. Gracias por tu comentario y te envío un cordial saludo

  5. Estimado Vicente, muy de acuerdo con el análisis que refiere a la reestructuración. Respecto a la visión de destino de la que hablas coincido contigo, ésta debe ser alineada a los tres niveles de gobierno, y es justamente ahí donde considero se encuentra un reto enorme, la formulación y evaluación de políticas turísticas a nivel federal no corresponden con las necesidades de operación turística en un municipio que es finalmente la autoridad mas cercana al turista. Dados muchos factores políticos, económicos, sociales y demás. Se requiere formular ejes de acción turística que fortalezcan al municipio en materia pero desde las bases y necesidades de este nivel. Éstos son limitados en su actuar, en su recurso y por supuesto en la administración y operación. Pensar en la creación y fortalecimiento de redes de colaboración participativa a través de los Consejos Consultivos de turismo Municipal o regionales, ayudaría mucho a sentar las bases para una sinergia entre los actores locales.
    Saludos!!

    • Muchas gracias Gisela. Sin duda hay que promover la creación de Consejos Consultivos, pero más aún, que sean funcionales y no solo compromisos de 3 o 6 años que cuando terminan, se vienen todos para abajo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s