El Programa Sectorial de Turismo 2013 – 2018, ¿qué esperar?

El pasado viernes 13 de diciembre, el Poder Ejecutivo a través de la Secretaría de Turismo Federal publicó en el Diario Oficial de la Federación el Instrumento Rector del Turismo en el presente sexenio: el llamado PROSECTUR 2013 – 2018.

PORTADA

Hace seis años, tuve la oportunidad de participar en el entonces Programa Sectorial de Turismo 2007 – 2012, documento que tocaba por primera vez temas importantes como competitividad y que fue elaborado por la consultora Redes para la Secretaría de Turismo. El esfuerzo en la elaboración del documento y los talleres regionales, encuestas y foros de consulta fue muy importante, sin embargo, con el paso del sexenio se convirtió en un documento estéril que no fue utilizado para el propósito que se diseña: servir como instrumento de planeación y de evaluación de las acciones del sector. Esperemos que este nuevo esfuerzo si logre este cometido, y que la tan esperada reestructura del Sector y la publicación del Reglamento de la Ley General de Turismo generen el marco institucional y los lineamientos para dar seguimiento al cumplimiento del los objetivos y estrategias del Programa.

Ya entrando en materia de este artículo, que analizará algunos de los aspectos importantes del PROSECTUR 2013 – 2018, existen algunos puntos relevantes a destacar.

El diagnóstico del documento es claro y refleja la dolorosa situación del turismo en México: de 2000 a 2012 solo hemos crecido anualmente 1.1% en llegadas de turistas, mientras que el crecimiento del sector a nivel mundial es de 4% anual y el de las economías emergentes llega a ser de casi el doble de la tasa anual para destinos como Turquía (11.6%) y Hong Kong (8.6%). Los ingresos por turistas en México en el mismo periodo han sido de 2.6% anual mientras que otros países crecen a tasas muy superiores:  Hong Kong (15.5%), Turquía (10.7%), Japón (12.9%), Malasia (12.3%) y Rusia (10.1%).

LLEGADA DE TURISTAS

México ha perdido lugares en competitividad colocándose en el número 53 de 144 de acuerdo al Índice de Competitividad de Viajes y Turismo del Foro Económico Mundial, y ya no está en la lista de los primeros 10 países en cuanto a llegada de turistas.

Existe un agotamiento del modelo de Sol y Playa, y rezagos en infraestructura, desarrollo de productos y personal capacitado en el sector; 65% de las llegadas de turistas se concentran en destinos de Sol y Playa, existe una dependencia del mercado de Estados Unidos (55% de los turistas vienen de este país) y más de la mitad de la oferta hotelera (52%) se concentran en solo ocho destinos del país.

En materia de sustentabilidad, a pesar de que se ha avanzado en lo ambiental, el documento señala que en temas de sustentabilidad social existe un reto muy importante ya que “no se ha entendido como una herramienta para promover la gobernanza en México”.

TurSus

A partir de este diagnóstico poco favorable, la Secretaría de Turismo plantea en el PROSECTUR 2013 – 2018 cinco Objetivos Sectoriales y dos Acciones Transversales para revertir estas tendencias y lograr “fortalecer las ventajas competitivas del turismo y elevar los impactos positivos del turismo en el desarrollo nacional”.

Los Objetivos son:

Objetivo Sectorial 1. Transformar el sector turístico y fortalecer esquemas de colaboración y corresponsabilidad para aprovechar el potencial turístico

Objetivo Sectorial 2. Fortalecer las ventajas competitivas de la oferta turística.

Objetivo Sectorial 3. Facilitar el financiamiento y la inversión público – privada en proyectos con potencial turístico.

Objetivo Sectorial 4. Impulsar la promoción turística para contribuir a la diversificación de mercados y el desarrollo y crecimiento del sector.

Objetivo Sectorial 5. Fomentar el desarrollo sustentable de los destinos turísticos y ampliar los beneficios sociales y económicos de las comunidades receptoras

 Y las acciones de Transversalidad son:

1. Democratizar la Productividad

2. Perspectiva de Género

 El análisis de cada uno de estos objetivos y líneas requiere adentrarse a detalle a cada una de las implicaciones que tiene cada uno de ellos y el resultado sería exhaustivo. En este artículo, solamente mencionaré aquellas líneas de acción que en lo personal me parecen más interesantes y que representan los retos más importantes a resolver en los siguientes años.

El Objetivo 1,  transformación del sector, habla específicamente de la transversalidad en el sector. Como sabemos, las facultades de SECTUR son limitadas y por ello, como cabeza de sector, es necesaria la vinculación con otras dependencias para alinear las acciones de política pública. Sin duda la creación del Gabinete Turístico es un avance importante, como lo fue en su momento el Acuerdo Nacional del Turismo; el reto principal es hacer que funcione y que las dependencias realmente tomen acciones para resolver problemas torales como seguridad, infraestructura, competitividad, sustentabilidad, desarrollo social, entre otros.

El Objetivo 2, fortalecer las ventajas competitivas, tiene líneas importantes:

La creación de un Sistema de Evaluación de Destinos Turísticos (que ya se lleva a cabo en 127 destinos del país) y la creación de Agendas de Competitividad para los mismos, para resolver los problemas identificados en cada uno de los diagnósticos. El reto más importante es lograr que a nivel local, se generen modelos de gestión que realmente puedan trabajar coordinadamente para resolver dificultades con una visión de destino.

También plantea la creación de un Sistema Nacional de Certificación para la certificación de calidad de destinos y servicios turísticos.  Habrá que realizarse un análisis de los sistemas de certificación públicos y privados ya existentes y homologar indicadores en el Sistema Nacional, con el fin de no hacer burocrático el proceso pero también de hacerlo inclusivo a todos los actores de todos los tamaños y posibilidades.

calidad_ambiental

En el Objetivo 3, financiamiento e inversión, destacan para mi dos líneas estratégicas:

Facilitar el otorgamiento de créditos a través de la calificación de proyectos turísticos sustentables, estrategia que algunos organismos multilaterales como el BID ya aplican (con el Balance Scorecard) y que sin duda fortalecería el desarrollo de proyectos planeados, construidos y operados con un enfoque de sustentabilidad.

El segundo tema importante es la Alianza con empresarios para apoyar a emprendedores y PyMES en el desarrollo de nuevos productos turísticos, un esquema de ganar – ganar que permite a los grandes inversores y operadores de servicios generar empresas locales por medio de encadenamientos productivos y evitar que una misma empresa acapare toda la cadena de valor del turismo (proveeduría, transporte, tours, empresas de servicios, etc). Una acción que sin duda generará los empleos que tanto necesita el país.

El Objetivo 4 sobre promoción, además de hablar sobre estrategias ya conocidas, pone énfasis en la Promoción a líneas de producto poco desarrolladas; la oportunidad de promover la oferta cultural, natural, comunitaria y el patrimonio intangible llevará por supuesto a la diversificación de productos, el beneficio directo a destinos y empresas diferentes a las de Sol y Playa y el poder acceder a otros mercados mas conscientes y de mayor poder adquisitivo que actualmente no están llegando a México.

Nielsen 1

Por último, el Objetivo 5, sustentabilidad y beneficio social propone las siguientes líneas estratégicas (entre otras):

El Ordenamiento Turístico General del Territorio, que busca identificar zonas con potencial turístico y tener un turismo más planificado; será necesario un trabajo de alineación con los Programas de Ordenamiento Ecológico Local que ya se llevan a cabo en diferentes destinos del país, para evitar duplicidades y que las líneas de desarrollo de uno y de otro no se contrapongan, como pasa con algunos programas de gobierno en especial en zonas rurales.

ICZM

Uno de los temas más importantes planteados en la Ley General de Turismo y que recoge este PROSECTUR 2013 – 2018 es el establecimiento de Zonas de Desarrollo Turístico Sustentable, que deberán ser decretadas por el Poder Ejecutivo y contar con un Programa de Manejo.La oportunidad de decretar estas zonas tanto para nuevos destinos como para destinos ya consolidados, y tener una planeación que permita a los destinos avanzar a la sustentabilidad, debe ser aprovechada para diferenciar a los destinos sustentables de los que no los son y generar y/o apoyar a las iniciativas ya existentes, como ya pasa en destinos como Huatulco o la Sierra Gorda de Querétaro, por mencionar solo algunos.

En materia de Cambio Climático, el Programa propone la elaboración de un Inventario de Gases Efecto Invernadero del Turismo en México, una herramienta que sin duda será relevante para tener una línea base del impacto del sector y avanzar en disminuir las emisiones generadas por la actividad, como ya lo hacen destinos como Los Cabos y estados como Quintana Roo.

carbon neutral

Por último, este mismo objetivo plantea la promoción del Comercio Justo y la Responsabilidad Social Empresarial en el turismo, conceptos muy extendidos alrededor del mundo en diversos sectores pero que en México no han llegado a consolidarse como debiera. Aquí, el trabajo de la Secretaría de Turismo para promover la participación más activa y comprometida del sector privado para comprar productos certificados y generar estrategias de vinculación social con sus diferentes públicos es clave.

esrok

Sin duda alguna, el PROSECTUR 2013 – 2018 es innovador, presenta conceptos interesantes para cambiar el triste pasado del turismo en México, me genera un sentimiento de esperanza a futuro, eso sí, siempre y cuando no se quede como en otras ocasiones en letra muerta y realmente sea este texto el Instrumento Rector del Turismo en el sexenio, privilegiando los intereses comunes a los particulares.

Ojalá así sea, estaremos pendientes de ver su evolución y contribuyendo con nuestro granito de arena para que así sea.

Les deseo un feliz inicio de 2014.

Twitter: @vicenteferreyra

Anuncios

10 Respuestas a “El Programa Sectorial de Turismo 2013 – 2018, ¿qué esperar?

  1. Suena genial, y seria impresionante, pero…. la realidad es otra, devastación, compadrazgo, irregularidades, corrupcion, sindicatos, freno a Pymes y emprendedores, impuestos y mas impuestos de toda índole (federales, estatales, municipales, SAT, basura, letreros de anuncio, Sintra, es decir la cantidad de impuestos es ultrademandante), licencias para conciertos en zonas de anidación, no se persigue la caza furtiva, se permite el saqueo de arboles, en fin, quitarle la idea de Sol y Playa a los actuales turisteros y mayoristas esta en chino, creo que primero tendran que dejar de generar, perder y ver que requieren cambiar el chip, el turismo ya no es el mismo. Cambio por completo, el turismo ya cambio, busca otras cosas…,yo hablo de lo que veo en Q. Roo, ojala y se pueda echar a andar este proyecto…

  2. Un análisis muy bueno y alentador, estamos en la misma esperanza, que se concrete lo ya replanteado y mejorado y que no quede en letra muerta.

  3. Gracias pr compartir estas opiniones. En lo personal me llama la atención que México sólo sigue el discurso global sin hacer muchos aportes. Todo el tema de RSE y en particular el de Co2 ha sido muy criticado… ojalá realmente pudiera “bajar a campo” SECTUR y trabajar ahí, donde se necesita pasar de la retórica a la práctica. Saludos!

  4. Hoy lei el articulo y me parece interesante, sobre todo esperar que el actual presidente, active la maquinaria y designe en cargos claves para que el turismo en mexico crezca y no sea solo estadistica de lo que se planea y no se ejecuta,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s