Mis 10 años en Quintana Roo

El 9 de noviembre de 2004, hoy justo hace 10 años, llegue a vivir a Quintana Roo. Y digo Quintana Roo porque a pesar de que mi residencia siempre ha sido Cancún, he tenido la oportunidad de conocer en este tiempo casi toda la geografía estatal.

Nunca me pasó por la mente vivir en Cancún, nunca fue uno de mis lugares favoritos para vacacionar, ni tampoco un lugar al que aspirara viajar como muchos de mis compañeros cuando terminábamos la carrera de turismo en el IPN. Siendo un individuo de ciudad, el hecho de estar en un sitio aún tan natural me parecía increíble; recuerdo los primeros días caminar y caminar horas por las aún bellas playas de Cancún (antes de Wilma, claro) ensimismado en su belleza y los colores del mar, o conocer los cenotes, estas extraordinarias formaciones que para los mayas eran la entrada al inframundo.

DCIM100GOPRO

Otra cosa que me sorprendió mucho de mi “nueva ciudad” fue el crecimiento tan acelerado de la misma; un día, podías pasar por un terreno baldío, y si no lo frecuentabas y pasabas dos semanas después, probablemente ya hubieran desmontado o construido los cimientos de algo nuevo; lo mismo me pasaba con la zona hotelera o la Riviera Maya.

Y a pesar de que yo ya había estudiado cuestiones relacionadas con la sustentabilidad, y había trabajado en ello desde el Distrito Federal, no fue sino hasta mi llegada a Quintana Roo cuando realmente comprendí la importancia del tema, y la necesidad de trabajar en ello.

Hacer una evaluación de 10 años de vida es una tarea complicada, y aunque lo he estado haciendo no lo plantearé en estas líneas. Mi México ha cambiado, y mucho, y aunque como a la gran mayoría de mexicanos me duele, también estoy convencido que nuestras acciones diarias pueden hacerlo un mejor lugar para vivir; a veces no estoy seguro que eso sea suficiente, pero me aferro a creer que sí y a contribuir en ese sentido.

Mi Quintana Roo también ha cambiado; hace 10 años, recibíamos seis millones de turistas y había 60,000 cuartos de hotel. Hoy son más de 9 millones de turistas y más de 85,000 habitaciones hoteleras.

Quintana Roo me ha enseñado muchas cosas; desde descubrir mi pasión por la docencia y la formación de jóvenes, algo que no hacía hace 10 años; el valor de la naturaleza y la fragilidad de los ecosistemas y especies, pero también el encontrar en el camino personas realmente comprometidas por conservarlo contra viento y marea; la solidaridad de un pueblo ante los fenómenos meteorológicos como fue Wilma, en 2005; la importancia de perseverar para lograr los objetivos planteados (aunque a veces pareciera que los esfuerzos son insuficientes); encontrar siempre gente dispuesta a ayudar y a compartir sueños, y sobre todo, cumplirlos, y poder ser parte de iniciativas grandes apoyadas por muchos actores de diferentes perfiles e intereses.

IMG00416-20110326-1615

También me ha mostrado cosas que nunca imaginé ver: tortugas desovando y naciendo en nuestras costas, aves de diversas formas, tamaños y colores, azules de muchos tonos en el mar y las lagunas, un mundo diferente bajo el agua donde los arrecifes son una maravilla, la resistencia y fragilidad del manglar, en especial cuando reforestas y tienes el lodo hasta las rodillas, la maravillosa gente de nuestra Zona Maya, con una visión de su tierra y tradiciones difícil de encontrar en otro sitio, gigantes pacíficos como el tiburón ballena, entre muchas más que no me alcanzarían las palabras para describir.

F. Protección Tortugas Moon Palace 23-07-2011 (60)

Me ha permitido tener una causa y un trabajo combinados; sinceramente soy muy afortunado de poder trabajar en Quintana Roo haciendo lo que más me gusta, conociendo sitios extraordinarios y que además alguien pague por ello; y también, encontrar personas maravillosas que comparten esa misma causa y con quienes ya sea en reuniones de trabajo, en un desayuno, con un café, una cena o un buen vino, he podido soñar con un mejor Quintana Roo para nosotros y los que vienen atrás.

En lo personal, estos diez años han sido también muy ricos. Llenos de encuentros, desencuentros, amores, desamores, buenos y malos momentos (sin duda muchos más los buenos), de crecimiento y madurez y de retos que superar. Sin lugar a dudas el Vicente que llegó hace 10 años a esta zona, después de un viaje de 2 días y medio en carretera con su hermano, hoy es otro, aunque en el fondo sigue siendo el mismo.

DCIM100GOPRO

Hoy, después de 10 años, volteo atrás y doy gracias a muchas personas por estos momentos vividos, por tantas enseñanzas, risas, viajes, aprendizaje, y sobre todo, por haber formado parte de una familia de esas que uno si elige, y de las que se siente muy contento de tener.

Estos 10 años también representan el cierre de varios ciclos, y el inicio de nuevas aventuras y retos, tanto en lo personal como en lo profesional, que si bien serán complicados, estoy seguro que tendrán buenos dividendos, y me permitirán seguir haciendo mi parte para tener un mejor Quintana Roo, y por ende, una mejor calidad de vida.

Podría escribir muchas líneas mencionando a todas aquellas personas con las que me siento agradecido, de las que me siento orgulloso y a quienes les debo estar donde estoy hoy; hacerlo y olvidarme de alguien sería muy injusto, pero si estás leyendo esto seguramente eres una de ellas y quiero expresarte mi cariño y mi gratitud hacia ti.

Y aunque uno se construye su futuro, nadie me asegura (aunque es un gran anhelo) cumplir otros 10 años en esta tierra maravillosa. Ojala así sea, ya que en verdad Quintana Roo ha sido y será un lugar donde he aprendido a ser una mejor persona.

GRACIAS QUINTANA ROO

Anuncios

2 Respuestas a “Mis 10 años en Quintana Roo

  1. Hola Que tal!!!

    Que gusto saber de ti, he leído algunos de los artículos que has escrito y me han gustado mucho. Que bien que sigas trabajando en el Turismo y en una rama tan interesante.

    Por mi parte, después de salir de la escuela (ya hace casi 13 años, como vuela el tiempo) me he dedicado sobre todo a la hotelería, aunque también he trabajado con un TTOO de Cuba, y un poco en el Aeropuerto de Ciudad de México.

    Aquí es donde quiero pedir tu consejo, ya que veo que eres el experto en la materia, si yo quisiera poder colaborar un poco en estos temas de desarrollo sustentable que me recomendarías como primer paso, estudiar una maestría? o tal vez involucrarme como voluntaria.

    Cabo aclarar que no es por que no me vaya bien en la hostelería, de hecho el trabajo que tengo ahora me permite conocer muchas partes del mundo y promocionar hoteles de Cuba, me gusta, me he vuelto experta en la contratación de TTOO para hoteles, pero me interesa seguir creciendo dentro del ámbito del turismo y esa parte del desarrollo sustentable (tan mencionado en las clases de la EST) me sigue llamando la atención.

    Incluso va mas por el tema que mencionas en el artículo es ver mi país y decir: qué estoy haciendo por mejorarlo, que puedo hacer para que Quintana Roo siga creciendo pero que haya un balance entre los recursos y la actividad económica, punto nada sencillo.

    Dame tus recomendaciones por favor, y de nuevo lo repito que orgullo que mucha gente de nuestra generación siga colaborando en el Turismo, y de hecho deberíamos de organizar algo para la gente que vivimos por acá no? que no somos tan poquitos.

    Y de igual manera un gusto seguir en contacto, vivo en Playa del Carmen y si algún día de das una vuelta por acá será un gusto poderte invitar un café y seguir la charla.

    Miriam Ramírez
    Cel. 984 1149 062

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s