El turismo y la felicidad

Hace poco estuve en El Salvador, participando en el Congreso CIEFT Centroamérica, una propuesta muy interesante de educación y formación vivencial para estudiantes de turismo, que incluye conferencias, seminarios y simposium en México y Latinoamérica, con la premisa que la enseñanza en turismo no está en las aulas, sino fuera de ellas.

Hubo diversas conferencias relacionadas con temas de interés, incluyendo patrimonio, sustentabilidad, branding personal, neuromarketing y emprendimientos turísticos, pero sin duda la que más llamó mi atención fue la conferencia llamada “La felicidad, habilidad estratégica del profesional del turismo”.

El speaker, Luis Pineda, quien ha sido uno de los alumnos sobresalientes del Dr. Martin Seligman (una institución en Psicología Positiva Aplicada), explicó durante una hora la importancia de lograr la felicidad en nuestras vidas, para poder hacer felices a los demás.
01 Felicidad

Y es que, mencionaba Luis, el turismo es finalmente el negocio de la felicidad: tratamos siempre con personas que vienen a disfrutar de los atractivos y actividades, relajarse en la naturaleza, convivir con la comunidad local y sobre todo, buscar ser felices durante su estancia fuera de su lugar de residencia.

Hay varias reflexiones interesantes que hacer sobre este tema, que me gustaría compartir con ustedes:

  1. La felicidad empieza a ser un factor de diferenciación y competitividad en los países. Pronto ya no hablaremos de Producto Interno Bruto sino de Felicidad Interna Bruta. Estamos en proceso de medir de forma estratégica la felicidad a nivel país o ciudad, y que eso sea una manera de hablar de la competitividad de las naciones.

03 felicidad

  1. Es bien sabido que una persona feliz, plena y que tiene un estado mental equilibrado es más productiva, tiene mejor actitud y genera un mejor ambiente de trabajo. Y eso es algo que todas las organizaciones, pero en especial las que tienen un trato directo con el turista, deberían tomar en cuenta, y mejorar sustancialmente sus ambientes de trabajo.
  1. En el turismo, los anfitriones (llámense autoridades, empresarios, guías de turistas, estudiantes y otros profesionales) deben buscar la felicidad para poder lograr la felicidad de quien reciben. Y podría sonar utópico, pero es extremadamente importante.
  1. Parte de la felicidad esta en dar. Un turista que viaja puede ser mucho más feliz si durante su viaje realiza una actividad de voluntariado, o si sabe y comprueba que su viaje está teniendo un impacto positivo
  1. Por último, en este mismo sentido, las oportunidades de organización de viajes vinculados con la felicidad, donde el eje sea tener turistas y anfitriones “felices” son varias, y hay áreas de desarrollo importantes. Sorprender, innovar, hacer que el turista disfrute cada momento, que participe activamente, que se comprometa, serán las nuevas formas de viajar.

02 felicidad

En fin, si vivimos en un sector que lo que busca es hacer feliz a la personas, necesitamos trabajar en ser felices primero nosotros, hacer felices a nuestros colaboradores para finalmente, tener turistas felices.

Y ustedes, ¿trabajan en un lugar feliz? Los invito a reflexionar en la importancia de este tema.

Vicente Ferreyra Acosta

@vicenteferreyra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s